Inicio Salud LA DIVINIDAD SEXUAL

LA DIVINIDAD SEXUAL

0
901

Reconociendo al Corazón del Yoga, “Hridaya”, como el vórtice que abraza y recibe a todos los opuestos, a Shiva y a Shakti, las fuerzas creadoras de vida del universo, que en unión y colaboración mutua, son la esencia misma de la existencia, Mark resalta al yoga como el medio para realizar los ideales espirituales y el reconocimiento de lo sagrado en nuestra sexualidad. Raúl Petraglia -@petranyoga

En el Corazón se originan y a él retornan todos los opuestos: arriba/abajo, inhalación/exhalación, masculino/femenino.

El corazón es la primera célula que floreció en tu concepción, eres tú, tu cuerpo entero. El flujo de la fuerza universal que da vida y nutre TODO, se siente en vibrantes espirales desde el corazón, cual capullo floreciendo, se expande en cada célula del cuerpo y más allá.

Este corazón palpitante de energía vibra en toda tu humanidad y está integrado en la última realidad de la existencia.

Ardhamaheshwara  es la forma de toda la vida, la deidad mitad Shiva, mitad Shakti, y tú eres la Unión colaborativa perfecta de lo masculino/femenino.

Tu  práctica de yoga es participación en la vida misma, así abrazamos la intimidad de la sexualidad, con tu compañero/a, o desde tu propia identificación personal.

Recibe tu propio poder femenino/masculino, más allá de las herencias culturales. El profundo dolor y la reacción femenina o la limitante disfunción masculina, es la triste negación entre los géneros.

Yoga te permite relajarte en su esencia. Masculino/Femenino ES la forma de la existencia universal en perfecta unión colaborativa. No dejes de abrazar esta verdad, es necesario para la realización de Dios, es la esencia de la creación.

El respeto a ti mismo, a tu cuerpo y a la divinidad en la sexualidad, en apoyo a un orden social de amor y equidad, en lugar del control y la negación historicas.

La negación de la sexualidad, presentada como algo puro, ha provocado los grandes dolores y disfunciones de la mano del celibato religioso.

La represión  sexual “monástica” no ha hecho más que intensificar su disfunción, manifestándose de forma perjudicial y patológica en todo el espectro pan religioso universal.

El celibato no es una medida de fortaleza, sino un indicio de confusión, la creencia errónea de que la práctica sexual entra de algún modo en conflicto con la realización espiritual profunda. Es al revés y necesitamos la Sadhana del yoga para corregir esta aberración social.

@markwhitwell  |  www.heartofyoga.com

¿SON MALOS LOS EMBUTIDOS?

Liliana González

El tipo de carne que componen los embutidos suele proceder de los despojos y piezas que se desechan a lo largo del proceso de elaboración de otros productos como el jamón serrano, los jamones cocidos, las chuletas, entre otros.

Así que la calidad de la carne deja mucho que desear, ya que su contenido proteico es escaso y de no muy buena calidad.

Por el contrario, las grasas abundan y sobre todo las saturadas que perjudicarán en gran medida nuestro organismo.

Pero no todo está perdido. Existen otro tipo de embutidos de mejor calidad -y de mayor precio- en cuya elaboración se obtienen carnes consideradas nobles, como el jamón serrano y la pechuga de pavo y pollo.

De considerarse la ingesta habitual de embutidos de mala calidad, que puede intoxicar nuestro organismo poco a poco, no sólo con la grasa, sino también con sustancias nocivas para el cuerpo y el exceso de sal con la que son elaborados.

TENGO HAMBRE, NO ME HABLES

Sentir irritabilidad o un estado de ánimo negativo cuando tenemos hambre es bastante común, al punto en que puede afectar nuestra vida cotidiana.

Una investigación reciente encontró que los sentimientos de hambre autoinformados están asociados con la ira, la irritabilidad y un estado de ánimo más bajo (Swami et al., 2022).

El equipo de investigadores buscó conocer hasta qué punto los niveles de hambre autoinformados se asociaron con las fluctuaciones diarias de la ira durante un período de 3 semanas.

Los resultados muestran que el hambre se asoció con mayor ira, irritabilidad y menor placer, pero no se asoció con la excitación.

Tanto las variaciones diarias del hambre como los niveles medios de hambre durante las 3 semanas anteriores predijeron emociones negativas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here