Inicio Rebaño Fundador Oveja ocasional El amor en los tiempos de pandemia

El amor en los tiempos de pandemia

0
60

+6 millones de casos confirmados.
+ 378,000 defunciones.
164 países y áreas afectadas.

Números detrás de pantallas, siglas, actualizaciones, caos, crisis, fe, esperanza, unión. Se asoma x el hombro de aquellos que han servido + tiempo a la comunidad, aquellos cuyos ojos vemos agotados sin embargo saturados de experiencias, inmensamente aferrados de seguir contando su historia que se contará x generaciones.

Durante estos días donde me he mantenido ENTRE 4 PAREDES, mi mente encuentra una salida secreta al encierro, se fuga a través de un destello de luz.

Repentinamente me hace comprenderlo todo. Calles vacías, plazas desiertas, el silencio ahora es el ruido + fuerte.

MILLARES SEPARADOS, PERO + UNIDOS QUE NUNCA. Un virus que ataca a aquellos desafortunados pero que sana a los + inesperados. La naturaleza reclama lo que es y siempre ha sido suyo.

La humanidad, x primera vez calla y escucha, no opina, observa, asume y acciona. Unos se preguntan ¿Cómo es que estando tan alejados nos sentimos tan unidos? ò ¿Cómo es que nos sentíamos tan separados estando tan unidos?

Anticipo que la magnitud del problema ahora ya no es lo principal a tratar, sino la inmensidad de la posible solución a encontrar. El caos evoluciono a unión, y la unión, a salvación.

Aquellas que florecen nuevamente no son únicamente las flores, el crecimiento colectivo se propaga x millones de mentes y nos da un escalofrío por la piel al ver lo precioso que es estar con uno mismo, de conocerse, de amarse, de practicar aquello que nos apasiona con nuestra propia compañía.

ES ASÍ COMO EL AMOR EN LOS TIEMPOS DE PANDEMIA TOMA LA BANDERA Y CAMINA FIRMEMENTE al frente de la manifestación, pidiendo x unos, luchando x otros, es como si el mundo hubiese despertado para nunca jamás dormir de nuevo.

Como yo, espero que existan + cuyas mentes superan las 4 estructuras que forman parte de su cuarto, para regresar + fuertes a deconstruir los cuadros mentales y aprender a amar no únicamente, en los tiempos de pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here