JUAN VELA

0
1679

Junto con su hermano, Eduardo, reinventó la hotelería mexicana bajo el concepto de All Inclusive de lujo.  Como líder turístico creó e impulsó exitosamente la marca destino Vallarta-Nayarit. Y a punto está de dar el salto internacional.

-Juan, ¿cuándo descubriste que eras OVEJA NEGRA?
Desde muy pequeño fui extremadamente travieso y precoz. Me acuerdo de un suceso. Como a los 8 o 9 años le robaba los cigarros a mi papá junto con mi hermano Eduardo. Una vez nos cachó y como castigo nos obligó a fumar un puro. Nos pusimos verdes. Él creyó que con eso nos iban a quitar las ganas de fumar; ¡ni madres!, a los 3 días estábamos fumando otra vez (Jajajaja).

-¿Cómo describes a Juan con tres adjetivos?
Fiel, Canarada y Positivo.

-¿Cómo ocurre tu ingreso a la hotelería siendo ingeniero?
Me fui con mi hermano a trabajar en el negocio de la construcción por varios años. Le estábamos construyendo mucha vivienda ya hecha a Pemex para el sindicato. El gobierno le debía ya mucho dinero, y mi hermano Eduardo tomó la decisión de ya no construir nada. Por recomendación de un amigo que estaba iniciando Marina Vallarta, conseguimos un terreno en la playa, desde un inicio pensado con vocación vacacional.

-¿Tenían el know how?
Eduardo había comprado en Vallarta un condominio que tenía un buen lobby y se operaba como una especie de condhotel. Guiados por este modelo hicimos un proyecto que parecía un hotel, con excelente lobby, áreas comerciales.
Nos fue súper bien, en los primeros 3 meses en papel ya llevábamos vendido el 25%; en el siguiente periodo de un año vendimos otro 25%, pero se viene una recesión tremenda en EU, y se pararon las ventas. No había manera de poder vender con la velocidad que necesitábamos para poder salir de las deudas que se habían contratado. Y pues no nos quedó más que entrarle a operar el condhotel, y para también operar en Velas Vallarta diseñamos un programa de club vacacional; y entre las 2 cosas le fuimos aprendiendo.

-¿Cómo se deciden por la hotelería formal?
A los 6 años de operar, ya habíamos salido de deudas y cuando pensamos en hacer algo nuevo, ahora sí era con un diseño de hotel al 100%.

-¿Cómo construyen el ADN de grupo Grand Velas?
Ahí empezó; porque al momento de hacer este otro hotel, mi hermano pensó que el Todo Incluido estaba teniendo mucho éxito en esta zona, y quiso incorporarlo. A mitad del camino y conforme fuimos avanzando, íbamos modificando. Al final del día, nos decidimos por combinar una serie de elementos de manera natural para hacer un producto de primera: cuartos + grandes -100m2-, restaurantes de calidad, un spa -cuando en México eran inexistentes-. Fuimos innovadores, estamos hablando de hace 22 años.

-¿Por qué se deciden incursionar en un concepto entonces satanizado como el All inclusive?
Nos costó mucho trabajo, sin embargo nos metimos en el All Inclusive porque era buen negocio. Éramos muy pequeños, empezamos la primera parte del proyecto con 167 unidades -que crecimos a 267-, pero íbamos a competir con 3 mil cuartos en un solo lugar o con empresas que tenían hoteles por todos lados. Necesitabas tener un nicho, y el nicho que buscamos nosotros fue el lujo.

-¿Lujo en All Inclusive? ¿De qué lujo hablábamos en México?
Pues un Four Seasons, un St. Regis. Entonces hicimos algo para que la gente que va a esos lugares quisiera hospedarse con nosotros. Diseñamos un Todo Incluido de lujo.

-¿Cómo se expanden al Caribe Mexicano?
Para nosotros era muy claro. El negocio grupal, que era un 30% del negocio, necesita llegar a lugares donde tengas aeropuertos, donde pueda llegar mucha gente de golpe, y no había más que 2 lugares en México: Cancún-Riviera Maya y Los Cabos. Nos fuimos a buscar tierra en ambos destinos, y donde primero la encontramos fue en RM, que era de los Ducke. Llegamos con ellos al principio en sociedad, finalmente ya nos quedamos solos, pero hicimos una muy buena mancuerna.

-¿Cuáles fueron los obstáculos más complejos?
Cuando estábamos a punto de abrir Riviera Maya se viene la crisis mundial del 2008. Nos agarró con solicitud de créditos a la mitad; y luego el 2009, con la influenza y la inseguridad en 2010. Así que los primeros 3 años fueron de puros números rojos, ya después ya despegamos, pero fueron bien difíciles.

 -¿Cuáles han sido los ingredientes que han llevado a Grupo Velas al éxito?
Para empezar, el concepto lo tenemos muy bien definido, quién es nuestro cliente, y para ese cliente buscamos los elementos que le van a producir mayor satisfacción; eso tanto en la parte grupal como en la parte individual. Somos muy fuertes porque no somos hoteleros, somos proveedores de experiencias, diseñadas por todo el equipo de nuestros colaboradores.

-¿Cuál es la misión de Grupo Velas?
Nuestro principal objetivo es crear un grupo de personas con un objetivo común: provocar la mayor satisfacción a quienes nos hacen el favor de escogernos para pasar una de las partes más importantes de su vida. Entonces tenemos una responsabilidad ¡tremenda!

-¿Cómo ha contribuido Grupo Velas a la industria hoteleranacional?
Mira, colaboradores que han estado con nosotros andan desparramados por todos lados; creo que creamos una escuela. Estamos convencidos que la gente que trabaja con nosotros, se siente tan orgullosa de lo que hace y tan involucrada, que siempre que abre un hotel nuevo de lujo, es a la primera que buscan.

-¿Y tú en lo personal como líder turístico nacional?
La marca destino Vallarta Nayarit. Esa es una marca que me tocó empujar fuertísimo, ahí sí me cuelgo una medallita, que derivó en una promoción conjunta exitosa.

-¿Cuál crees que es el principal activo turístico de México?
Tenemos un ingrediente que nadie nos lo puede quitar: el sentido de servicio que tenemos los mexicanos es nato. Eso afortunadamente es un activo que no se deprecia, y quienes participamos en esta actividad hemos hecho muchos esfuerzos por estar constantemente preparando a la gente que ya de manera nata trae el deseo de servir.

-¿Crees que es una condición de otros destinos del Caribe?
Buenos arquitectos y dinero para construir siempre va a haber, pero ese ingrediente, ese no nos lo puede ganar nadie en ninguna parte del Caribe, y es tan indispensable para que tengas la mejor experiencia en tus vacaciones.

-¿Tienen planes de expansión?
Siempre hemos tenido en la cabeza, probablemente pensar fuera de México. Precisamente en el Caribe, pero la pandemia nos bajó los ánimos. Vamos a ver las cosas con un poquito más de calma; no hay prisa.

-Cómo adjetivos cada destino donde participa Grupo Velas?
Vallarta Nayarit: Mi casa. Los Cabos: Grandes espacios, mucha luz, mucha frescura. Caribe Mexicano: Historia, vegetación, abundancia.

LIDERAZGO

-¿Qué opinas del liderazgo turístico en nuestro país?
Muy bueno; yo creo que en ese sentido, en México sí tenemos algo de qué estar muy orgullosos. Las organizaciones que tenemos, tanto Amdetur, como el CNET, como la Asociación de Cadenas Hoteleras, son organizaciones muy fuertes. Tenemos muy claros los objetivos de lo que queremos, y cuando hemos tenido la oportunidad de trabajar en conjunto con los gobiernos, hemos logrado cosas muy importantes a favor del país.

GOBIERNO

-¿Qué opinas sobre la actuación de la actual administración con respecto al turismo?
La verdad, nula, no existe el turismo, porque cuando no hay presupuesto, puedes decir lo que quieras, pero no puedes hacer nada; no hay nada, nada, nada.

-¿Y del titular de la Sectur?
Es triste y es triste para nuestro secretario, que de alguna manera u otra siempre estuvo metido en el área de turismo y ahorita no tiene nada. Fue muy aguerrido, pero también creo que habló tan mal del caballo, que se lo quitaron.

– Volviendo al tema de liderazgo, ¿ustedes los empresarios han podido influir en alguna política?
¿Alguien ha podido influir con este presidente en algo? Ni los que están cerca. Mira que tocamos las puertas y muy cerca. Tuvimos aliados dentro del gobierno que querían apoyar nuestra iniciativa, que es conocida, que invertir en la promoción de un país reditúa, no es ciencia marciana. Tuvimos muy buenos interlocutores, pero no caminaba, y no caminaba porque quien toma las decisiones está sordo.

– Y más allá del gobierno federal, ¿con los gobiernos estatales?
Cada estado es diferente. Yo creo que el que ha sido más consistente en el manejo de recursos como el Impuesto al Hospedaje en no distraerlos para ninguna otra cosa, ha sido Baja California Sur. La participación de los empresarios hoteleros ahí es muy fuerte porque es un destino chiquito, y ha sido muy exitoso.

– ¿Jalisco?
Jalisco, era el único estado en el que la recolección del Impuesto al Hospedaje la hacía el municipio y entregaba el 100% de los recursos, y la inversión se hacía con un comité técnico que yo creo que estaba muy bien fundamentado. A mí me tocó participar muchos años. Pero con el cambio de este gobernador actual, Enrique Alfaro, le quitó el control de la recolección de esos recursos al municipio. Sin embargo, hasta el día de hoy, con muy buenos resultados en cuanto a que el total de lo que entra se reporta.

– ¿Y en cuanto a Quintana Roo?
Quintana Roo ha tenido altas y bajas, fuertes, porque durante el tiempo de Borge se desviaron muchísimos recursos, dejaron grandes deudas y a nuestro gobernador actual le tocó una maraña muy compleja. Sin embargo, una de las ventajas que tiene el Caribe Mexicano, es que la demanda es tan fuerte, que nuestros socios comerciales la tienen que impulsar a fuerza, y eso ayuda mucho, pero por lo menos creo que hay una idea clara de que los recursos se deben destinar en la cantidad que se pueda para la promoción.

 – ¿De qué pie crees que cojea la industria turística de nuestro país?
Híjole es muy repetitivo, pero de una buena interlocución con el gobierno federal. No hay manera que la industria podamos conjuntar recursos para poder promocionar México, como se hizo anteriormente con tanto éxito.

– ¿Cuál es tu opinión en el tema de seguridad en los destinos?
Pues mira, de los 3 destinos importantes en México, Quintana Roo es el más problemático, porque es complejo, este destino es complejo per se.

-Los Cabos…
En Los Cabos hicimos una inversión importante para apoyar al gobierno del estado y a la federación, y hubo, hace unos años, unos momentos difíciles que se controlaron inmediatamente y desde ese momento hemos estado invirtiendo dinero para tener un cuartel bien serio para la seguridad de la zona.

– ¿Y Quintana Roo? ¿por qué no se replica ese modelo?
Pues mira, yo he levantado la mano y he dicho a algunos hoteleros, por qué no hacemos lo mismo, pero no he encontrado mucho eco.

TENDENCIAS

 – ¿Hacia dónde crees que se dirijan las nuevas tendencias de la hotelería mundial?
El turismo de incentivos, de viajes y convenciones, y el viaje de placer van a seguir existiendo y yo creo que cada vez más, porque como puedes trabajar ahora desde tu computadora, pues en lugar de una semana te puedes ir 2 o 3. Es una tendencia mundial.

-¿Algún segmento se verá afectado?
Yo creo que el viaje de negocios se va a bajar sustancialmente, y ahí sí estoy de acuerdo con Bill Gates, ¿Por qué? porque hemos tenido a fuerza que aprender a comunicarnos sin estar presentes, y poco a poco hemos ido aprendiendo nuevas herramientas y de manera muy eficiente.

JUAN VELA AL DESNUDO

– ¿Qué te dejó, concretamente, la pandemia en tu vida?
La verdad, mucho. En lo personal consolidar mi relación de pareja, cuando muchos tronaron. Me siento muy afortunado; a veces hasta se siente uno mal, en tiempos en que hubo gente en condiciones de infortunio. De lo muy desagradable fueprescindir de gente, y se siente del demonio. Fue muy complejo, desagradable en momentos tan difíciles.

– Si hubiera una película que describiera tu vida ¿cuál sería?
Efecto Mariposa.

– ¿Cuál es tu trauma?
Haber tomado algunas decisiones en la vida que le hicieron daño a personas que no lo merecían y que yo quería mucho.

 ¿Tu fobia?
Híjole, mi fobia últimamente, a las alturas. Que me acerco y ya como que las piernitas no responden igual.

– ¿Tu complejo?
Creo, muchas veces me han tenido que decir, que valgo más de lo que yo creo que valgo. Supongo que debe ser una especie de complejo de inferioridad.

 – ¿Tu miedo?
No tener cerca a mis seres queridos en los momentos en que ya me esté despidiendo de este mundo.

– ¿Te han trasquilado?
Las cejas. De veras, cuando yo entré a prepa, en mi pueblo, Tampico, se acostumbraba a que te rapaban, y en la rapada no sé por qué les dio, también x raparme las cejas. Entonces sí me trasquilaron, jajajaja.

 – ¿Te gustaría trasquilar a alguien?
Fíjate que es una buena pregunta; alguien que tenga así grabado, que me caiga así bien gordo, que no le quiera hacer daño, pero por lo menos lo trasquilo.

– Tú como viajero ¿cuál es tu destino favorito?
Al que no he ido.

– ¿En qué cadena hotelera mexicana te hospedarías, que no fuera Grupo Velas?
No hay ninguna que diga yo que quisiera irme ahí, no. Más que cadena hotelera me gusta ir a hoteles chiquitos, boutique, con servicio muy personalizado.

– ¿A qué destino no regresarías?
Palermo.

– ¿Qué nunca falta en tu maleta?
Mi cepillo de dientes.

– ¿Qué palabra te tatuarías?
Ninguna. ¿Para qué me comprometo con una palabra?

– ¿Lo más valiente que has hecho?
Es una tontería, pero me sentí super valiente. Estaba en la playa, en Tampico, tenía yo como 16-17 años, y había un grupo de gente que estaba jugando fútbol, y le pasaron por arriba a un niño chiquito acostado. Corrí, agarré al niño y me peleé con toda esa bola. Me sentí Sansón.

– ¿Qué tienes en tu fondo de pantalla?
Mar y montaña. Que es muy similar a lo que veo todos los días por mi ventana en Vallarta. Desgraciadamente hay muchas veces que no lo aprecio lo suficiente.

– ¿Cuáles son tus placeres culposos?
Que el acto de amor dure .+ de 15 minutos, con todas sus variedades. Mi mujer y yo lo disfrutamos mucho.

– ¿Cómo vives tu sexualidad?
Plena y absoluta.

– ¿Cuál es tu grosería favorita?
Chingaos. Es verbo, adjetivo, ¡todo!

– Si fuera tu última cena ¿Cuál sería tu menú?
Algo que tuviera que ver con tortilla definitivamente… tortilla, huevo, queso y frijoles, y un buen vino.

– ¿Cuál sería la palabra que le dirías, si vieras por primera vez a Dios?
¡Ah cabrón! Ah, sí existes.

– ¿Qué legado te gustaría dejar?
Que mis hijos se acordaran de mí pensando en su padre como yo me acuerdo de los míos.

– ¿Qué te gustaría que dijera tu epitafio?
Viví como quise vivir.

– Y hoy te declaras Oveja Negra porque…
Porque no me conformo con lo que haga la borregada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here