Inicio Las Entrevistas Daniel Espinosa

Daniel Espinosa

0
1476

DANIEL ESPINOSA, consumado joyero, ha tejido con maestría los hilos de una herencia milenaria de joyería y orfebrería, cuya trascendencia ha contribuido al prestigio mundial de creadores mexicanos. Como ningún otro, DANIEL ha hecho del arte “HECHO A MANO” un capital cultural que quiere legar a futuras generaciones a través de Casa Plata en su natal Taxco. TULUM es su nuevo escaparate y con encanto desenfadado habla de su vida priva- da y de su sexualidad.

Daniel ¿Cuándo d e s c u b r i s t e que eras OVEJA NEGRA?

Yo creo que cuando tendría alrededor de 12 años. Me di cuenta que no siempre encajaba en los estándares del lugar donde viví, me di cuenta que era diferente y que algo en mí estaba sucediendo.

– ¿Cómo defines a Daniel Espinosa con tres adjetivos?

Desinhibido, Feliz y Positivo.

– ¿Cómo te involucras en el mundo de la joyería?

Nazco en Taxco un pueblo 100% joyero, con una pasión por el saber arrancar de las entrañas este metal fabuloso como lo es la plata y luego convertirlo en obras y en esculturas extraordinarias, un arte que los artesanos van heredando de generación tras generación. Un legado que absorbí.

– ¿Cómo creas tu propia marca y un concepto más fashionista?

Yo creo que al estar aterrizando en lugares diferentes, me doy cuenta de este potencial extraordinario que existía para poder llevar esta forma tan tradicional de joyería sí con mucho orgullo, pero con un cambio y un rediseño muy importante.

-¿En qué consistió este proceso?

En conservar la tradición en técnicas para la creación de la joya misma, pero con un estilo absolutamente disruptivo, diferente, novedoso y la utilización de materiales que permiten que cuando llego a presentar la colección a diferentes países se genera ese ¡wow! que solamente se logra a partir del “HECHO A MANO”.

– ¿Cuál crees que ha sido tu mayor aprendizaje en esta industria?

Que NADA ESTÁ ESCRITO, que tenemos que trabajar de manera constante, reinventarte, integrando fórmulas que te han funcionando con tecnologías y estrategias diferentes para mantener una vigencia y llegar a + audiencias en el planeta entero, de manera rápida y ágil en un círculo virtuoso.

-Los pasos y la proyección internacional…

Estamos presentes en 6 países y en diversos puntos de México, y fue un proceso de generar prestigio primero como mexicano, como creativo, como marca, y crear un concepto que se ha ido adaptando a donde llegamos por cultura, por estilo.

– Daniel como enamorado y ciudadano habitué del Caribe Mexicano, ¿qué significa para ti este pedazo de México?

Conocí el Caribe Mexicano cuando tenía 20 años y la verdad es que quedé prendado de la intensidad y tonalidades del mar, totalmente diferente a las costas del Pacífico de donde provengo. Desde entonces se convirtió en algo inherente y presumible en cada uno de mis viajes, porque somos afortunados los mexicanos en que nos haya tocado este bellísimo paraíso.

– ¿Tú qué crees que le debas al Caribe Mexicano?

Pues yo creo que ese despertar, entender, que esta belleza ha convertido al destino en la puerta de entrada de Mexico, y como creativo para mí también significa una puerta de entrada importante porque hay mucha convergencia de gente a nivel internacional que toma este destino como un inicio para conocer el resto del país.

– ¿Y qué crees que te deba a ti el Caribe Mexicano?

Me debe muchos días, ¡tengo que estar aquí más tiempo!

– Actualmente, ¿cuáles son tus proyectos?

Seguir promoviendo este hecho a mano fabuloso por el resto del planeta, pero dedicar una parte importante de mi tiempo al altruismo, como a la educación de los niños guerrerenses en este caso, pero en la medida de lo posible crecerlo en el país, para generar escuelas dignas, que permitan que los niños se eduquen de una forma diferente, lo que es muy importante para las generaciones venideras y para el país.

– Tulum, tu reintento en la zona…

Luego de Cancún y Playa del Carmen, y las nuevas tendencias de ventas online, tuve la invitación del diseñador yucateco Gerardo Torres de abrir una joyería por su conocimiento en la zona. Los últimos 3 años hemos ido de la mano de manera orgánica por la convergencia de nuestros estilos, que incluyen a artesanos locales lo que coincide con nuestros valores.

DANIEL AL DESNUDO

– Daniel ¿cuál ha sido tu aprendizaje en la pandemia?

Me cimbró en muchos sentidos. Por un lado darme cuenta de que nada de lo que crees que te pertenece, lo tienes, es efímero, y que hay que apreciarlo cada día. Sin embargo, aún estoy en el proceso, me parece una purga positiva de la naturaleza.

– ¿Qué accesorio te gustaría ser?

Me encantaría ser un collar, porque abrazo, porque acerco, porque apapacho, porque esa es mi naturaleza.

– ¿Con qué piedra te sientes identificado?

Sin duda me IDENTIFICO CON EL BRILLANTE. Me encanta su fuerza, su potencia, su dureza, pero al mismo tiempo su belleza, su transparencia.

– ¿A qué pieza de orfebrería pertenecerías?

Seguro que estaría en el salón principal recibiendo, entonces sería ¡un florero!

– ¿Cuál crees que sea la película de tu vida?

Una mezcla entre ‘La vie en rose’ y ‘La vita e bella’, con ambas me identifico.

¿Qué canción desnuda tu alma?

‘Unbreak my heart’, de Tony Braxtons, mi cantante preferida, es con ella con la que enamoré a mi pareja.

– ¿Qué opinas de los matrimonios gays?

Bueno yo tengo un matrimonio gay, así que creo que es indispensable que la decisión de cualquier ser humano de unir su vida a alguien más, pueda ser respaldada por la ley.

– ¿Te costó trabajo salir del clóset?

Sí, porque fue hace 25 años, en un momento donde todavía no estaba lo suficientemente sencillo hacerlo, pero también, fue una cuestión de decisión, de esto es lo que soy y esto es lo que quiero vivir.

-¿Tuviste complicidad?

Gracias a Dios tuve la fortuna de conocer a muchísima gente para expresarme y poder compartir parte de mi sexualidad.

– ¿Tú qué consejo le das a las personas que tienen esa lucha consigo mismas?

Primero que nada es reconocer, aceptarlo que está en ti y que no hay posibilidad alguna de luchar contra algo que es inherente a tu persona, para poder expresarse a sí misma, conforme a lo que es y siente.

– ¿Qué piensas de los niños rosas y las niñas azules?

Yo creo que eso es un derecho inherente a cualquier ser humano, debe de ser escuchado, respetado y sobre todo ser guiado correctamente por los padres, porque al final del día esto es algo demasiado nuevo en el mundo para poder ser tan abiertos.

– ¿Cuál crees que ha sido tu mayor acierto?

Creer en mí.

– ¿Y tu peor?

Cuando la duda llega…

– ¿Cuál crees que sea tu trauma?

Siempre fui gordito, creo que ese es uno de mis traumas, pero lo manejo bien.

– ¿Y tu complejo?

Tal vez la altura, me hubiera gustado ser unos centímetros más alto.

– ¿Tu peor defecto?

Que suelto las cosas sin filtro, te las digo conforme las siento y ¡pum! entonces ya lo dicho, dicho está, bueno o malo.

-¿Te han trasquilado?

Muchas veces, muchas, pero sabes qué, siento que es parte de la vida; no es lo más lindo, pero ha sucedido.

– ¿Y te gustaría trasquilar a alguien?

¡Por supuesto! una buena pelada no le caería mal a ciertas personas.

– ¿Cuál es tu fobia?

No, no tengo fobias, a nada.

– ¿Tu miedo?

A la vejez…

-¿Cuál crees que sea tu parte más sexy?

Las manos.

– ¿Qué palabra te tatuarías?

Paz.

– ¿Cuál es tu grosería favorita?

¡Ay cabrón!

– ¿Cuáles son tus placeres culposos?

Me encantan las burbujas en cualquier presentación. Amo la champaña y ese es un placer culposo que disfruto con mucho gusto.

– ¿Cómo vives tu sexualidad?

Mi realidad es en pareja, tan franca como sea posible, y recordando que el cuerpo se puede disfrutar en cualquier momento de la vida.

– Si habláramos de tu última cena, ¿cuál sería tu menú?

Habría mole verde, sin duda, una hot and sour soup, china y habría mucho pan dulce, me encanta…. y la champaña, en la entrada y la salida.

– Si vieras a Dios, ¿cuál sería la primera palabra que le dirías?

¡Gracias!, sin duda.

– ¿Qué te gustaría dejar como legado?

La apreciación de nosotros mismos como creativos y como mexicanos de este bagaje cultural artesanal que tenemos y que nos hace sentir verdaderamente orgullosos de quienes somos.

-¿Has pensado en poner algún taller para fomentar ese legado?

En 2017 inauguré en Taxco Casa de Plata, un espacio de producción y al mismo tiempo museo, cuyo objetivo es preservar una tradición joyera y ser un generador transgeneracional de artesanos para transmitir a nuevas generaciones este saber hacer, este trabajo y pulido a mano, este orgullo de pertenencia en un lugar digno, hermoso.

– Daniel ¿qué te gustaría que dijera en tu lápida?

Creó, vivió y vive.

Hoy te confiesas Oveja Negra porque

Por ir contracorriente en mi tiempo, en este momento y porque me encanta ser ¡Oveja Negra!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here