Inicio Las Entrevistas ÁLVARO DE MARICHALAR

ÁLVARO DE MARICHALAR

0
1592

El explorador español ÁLVARO DE MARICHALAR se echó a la mar para dar la vuelta al mundo en la embarcación + pequeña de la historia náutica. ¿Su misión? conmemorar el V Centenario de la 1a. circunnavegación del planeta efectuada x Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, con un mensaje en su lucha contra el plástico en la mar y contra la pesca ilegal.

-¿Cuándo descubriste que eras OVEJA NEGRA?
Descubrí muy pronto que era ¡Oveja Blanca!. Para mí es blanco vivir libre e independiente al margen de imposiciones grupales. Es verdad que la sociedad nos llama “Ovejas Negras” porque vamos contra el sistema, pero yo me identifico mejor como Oveja Blanca porque creo que el sistema es gris tirando a negro, y creo que nosotros tenemos más luz al vivir en libertad, ajenos a la tiranía del rebaño…

-Álvaro en 3 adjetivos…
Romántico, Superviviente y Soñador.

-Álvaro, ¿cómo se te ocurrió esta loca aventura?
Lo que hago es todo lo que puedas imaginar salvo una locura. Resulta absolutamente racional realizar algo que puedes hacer gracias a los talentos que Dios te concedió. ¡La locura sería no hacer las cosas que puedes hacer, por miedo a los prejuicios que pudiera causar tu acción en el rebaño! Si Dios nos ha dado los talentos suficientes para arriesga e intentar un desafío concreto, debemos intentarlo. Siempre. Sin dudarlo ni un momento.

– La planeación…
Llevo 10 años planeando ésta expedición. Zarpé en 2019, el 10 de agosto, en la fecha y desde el lugar históricos en que lo hicieron nuestros antepasados que consiguieron dar la Primera Vuelta al Mundo.

-¿Cuándo sucedió?
Apadrinados por SM el Rey Carlos I de España y al mando de Fernando de Magallanes, 265 marinos zarparon desde Sevilla en 1519 a bordo de 5 barcos con la intención de llegar a las Islas de las Especias, lo que consiguieron a pesar de que Fernando de Magallanes perdió la vida antes, en las islas Filipinas.

-¿Y la hazaña histórica?
Juan Sebastián Elcano tomó el mando de la expedición tras la desaparición de Magallanes y logró regresar a España continuando navegando hacia el Oeste con la única nave que quedó a flote llamada VICTORIA, llegando a Sevilla el 8 de septiembre de 1522 junto a 18 supervivientes, tres años después de haber zarpado. 

-¿Qué demostraron?
Se completó la primera vuelta al mundo y se demostró empíricamente que nuestro planeta es redondo, lo que significa el descubrimiento más importante jamás alcanzado por la humanidad desde el punto de vista del conocimiento geográfico.

-¿Qué te empujó a hacer esta travesía?
Homenajear a esas personas héroes del siglo XVI, antepasados de todos los iberoamericanos. Seguir su estela y filosofía de exploración de hace 500 años es un honor y una fuente de inspiración.

-En lo personal…
La exploración primera y principal es la que debemos hacer en nuestro interior para lograr conoceros, respetarnos y saber las posibilidades y talentos que nos servirán para acometer la siguiente exploración que es la exterior. La que permite respetar y conocer otras personas, criaturas, naturaleza y horizontes. 

– ¿Tus exploraciones?
Cuarenta. Las tres principales fueron en 2002, desde Roma a NY (fue la primera vez que crucé el Atlántico en este tipo de embarcaciones). La segunda en 2006 cuando navegué en solitario -sin barco de apoyo- desde Hong Kong a Tokio. La tercera en 2013 que di toda la Vuelta al Mar Caribe. 

– ¿A qué renunciaste para hacer esta expedición?
A la comodidad, a la normalidad, a lo políticamente correcto, a lo fácil.

– ¿Miedo?
Me da miedo todo, lo cual significa que no estoy loco, ya que el miedo es como una vacuna contra la locura, sobre todo cuando uno acomete algo muy arriesgado. El miedo está ahí para ponerte en alerta y para permitirte intentar resolver la situación que causa el miedo. Los miedos se dominan, se gestionan y se utilizan como aliados para lograr nuestro objetivo.

-¿Quién te patrocina?
El patrocinio de mis travesías desde hace 40 años lo asumo yo en un primer momento, y si tengo éxito, los patrocinadores cubren los gastos que yo adelanto. Si no triunfo, no pagan. Soy el único explorador que supedita el apoyo del patrocinador al éxito de la misión.

-Muy arriesgado…
Creo que la exploración debe basarse en la capacidad de asumir un riesgo total, incluido el financiero. Sólo así se puede hablar de una expedición con mayúsculas. 

– ¿De qué vives?
Soy empresario. Tengo una compañía de reciclaje de móviles. Compro móviles usados en Europa y los vendo en países emergentes para poder reutilizarlos. También tengo una pequeña compañía inmobiliaria dedicada a promover la rehabilitación de edificios históricos.

– ¿Qué preparación tuviste psicológica?
La preparación psicológica comenzó desde muy joven x la educación que recibí de mis padres; me ayudaron a no tener miedo al miedo, y luchar x los objetivos y los sueños que se presentaran en la proa de mi vida. 

-¿Y la física?
La preparación física y estar en forma es también importante, pero la preparación mental es la clave porque consigue que el cuerpo se esfuerce y enfrente a los retos físicos inherentes a una expedición como la que estoy haciendo. 

-¿Cómo duermes?
Normalmente en puertos, pero algunas veces sobre mi embarcación en la mar a la deriva, tumbado sobre el asiento con los pies en el manillar. Lo llamo “el hotel del millón de estrellas”… , Duermo feliz y contento, sin ningún problema.

– ¿Qué come Álvaro?
Cualquier cosa que haya disponible en cualquier puerto de recalada, adaptándome sin exigencias ni quejas. A veces logro comer una vez al día, o una vez cada 2 días; depende de las escalas y de las zonas por las que esté navegando 

– En esta travesía, ¿qué te causó + miedo?
Los inevitables rayos en las tormentas con las que me toca luchar.

-¿Qué fue lo que + te maravilló?
La mirada de las personas que encuentro en la mar donde todo es hermandad. En la mar todos somos solidarios, todos somos uno y eso es lo más bonito.

– ¿Y a nivel naturaleza?
Cada puesta de sol, cada amanecer, cada nube, el color de la mar, todo es siempre diferente. En la mar puedes sentir todo menos aburrimiento si tienes la sensibilidad suficiente para percibirlo todo. Ahí te das cuenta que todo es distinto e irrepetible.

– Esa soledad, ¿cómo la acompañas?
Con Dios. Veo al Creador en todo momento, percepción o sensación. Estoy en una permanente conexión que me acompaña y da la fuerza y ánimo necesarios para seguir adelante.

– ¿Qué has evitado en éste desafío?
Lo que evito siempre: la gente negativa, mala y traidora. Siempre evito y rechazo todo el lado negativo y oscuro. No me atrae ni interesa absolutamente nada. 

– ¿Qué te llevas de este viaje? 
De éste, como de todos los demás que he hecho, me llevo el mejor conocimiento y respeto de mí mismo junto al mejor conocimiento y respeto de los demás y también de la madre Naturaleza.

-¿Dónde iniciaste la travesía y qué te falta por recorrer?
La inicié en Sevilla, el 10 de agosto de 2019, en la misma fecha histórica en que la iniciaron Fernando de Magallanes, Juan Sebastián Elcano y los 265 marineros que les acompañaron. . Zarpé 5 siglos después. Y eso fue algo muy importante desde el punto de vista del simbolismo de esta expedición que está consiguiendo homenajear a esos héroes del siglo XVI que dieron la primera vuelta al mundo y que son los antepasados de todos nosotros los iberoamericanos.

– La ruta…
La ruta no es exactamente igual que la que hicieron Magallanes y Elcano; la estoy haciendo distinta, de acuerdo con las posibilidades de mi  embarcación.

-¿Qué ruta has seguido?
Di toda la vuelta a la Península Ibérica y la costa mediterránea de Francia, navegando en solitario sin barco de apoyo. Luego crucé el Océano Atlántico desde el sur de España (Gibraltar) hasta la isla de Guadalupe en el Caribe donde llegue el Día de Navidad de 2019.

-¿Cómo cruzaste el Atlántico?
Para cruzar el Atlántico tuve el apoyo del barco de exploración francés YERSIN que me dio combustible y alimentos a lo largo de los 15 días que duró la travesía trasatlántica. Después, desde Guadalupe proseguí navegando otra vez en riguroso solitario, sin barco de apoyo, recalando en todas las islas del Caribe hasta Florida, pasando por San Bartolomé, Islas Vírgenes, Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Cuba, Cayo Hueso hasta Miami donde llegué el 17 de marzo de 2020 justo el día que EU cerraba sus aguas a la navegación por causa del inicio de la plandemia. 

-¿Interrumpiste la travesía?
Tuve que esperar 23 meses (3 en Miami y 20 en Europa) hasta que pude reiniciar la expedición el pasado 19 de febrero desde Miami y di toda la vuelta al Golfo de México navegando a lo largo de las costas de Florida, Alabama Luisiana, Texas y todo México hasta Cancún. Esto representa el 20% de la vuelta al mundo… Ahora me queda el 80% del recorrido.

-¿Qué ruta sigue?
Continuaré hacia Panamá, cruzaré el canal y remontaré toda la costa del Pacífico hasta Alaska para cruzar a Rusia y continuar a Japón, Filipinas y todo Asia hasta el canal de Suez, Mediterráneo, Mónaco y Sevilla.

-Tu mensaje…
Concienciar sobre el debido respeto a uno mismo para poder respetar a las demás personas y a la Naturaleza. Lucho contra el plástico en la mar y contra la pesca ilegal. Promuevo los principios y valores que nos permiten luchar por nuestros objetivos mientras resistimos ante la adversidad.

-¿Qué llevas de equipaje?
Mucho amor, ilusión, esperanza y las pocas cosas materiales necesarias que caben en mi pequeña embarcación: 2 camisas, 2 pantalones, un cepillo de dientes, algunos equipos electrónicos de navegación y poco más…

-Vas en solitario… Llevas algún chip? ¿Cómo te comunicas?
Estoy navegando en riguroso solitario sin barco de apoyo y tengo un transmisor satelital que activo cada 30 minutos para dar mi posición. Aquí se puede ver mi posición en cada momento del recorrido:

www.FirstWorldTour.com 

-¿Has querido renunciar a tu aventura?
Nunca he pensado, ¡ni siquiera imaginado! anular mi expedición porque cuando se toma una decisión se hace de verdad y asumiendo todas las consecuencias.

-¿Qué te mantiene de ánimo aún contra las adversidades?
El convencimiento que es posible y merece la pena intentarlo. No hay mayor éxito en nuestra vida que el intento.

ÁLVARO AL DESNUDO

-¿Qué te dejó la pandemia?
Constatar que lo inmediato no es lo más importante. También que si hubiera más OVEJAS NEGRAS en nuestra sociedad, el rebaño no sería tan lamentablemente dócil …

-Tu miedo más grande…
Cómo gestionar lo peor: la traición. 

-Tu quiebre…
La traición.

-¿Qué película describe tu vida…
Braveheart.

-¿Qué canción desnuda tu alma?
Let It Be.

¿Qué animal marino serias y por qué?
Estrella de mar por su paz, armonía y estética.

-¿Cómo te va ser aristócrata?
Me esfuerzo por honrar y seguir el buen ejemplo de mis ancestros, guiado siempre por el convencimiento de que la única nobleza importante es la virtud. 

-¿Te han trasquilado?
Sí. Me han traicionado.

-¿Te gustaría trasquilar a alguien?
Jamás me lo plantearía siquiera. Dañar es antagónico a la virtud.

¿Qué palabra te tatuarías?
AMOR

-Tu grosería favorita…
NINGUNA. No permito grosería alguna alrededor de mi vida.

-Tus placeres culposos…
No existen. No existieron ni existirán.

-¿Cómo vives tu sexualidad?
Con toda la plenitud que se consigue vinculándola al sentimiento.

-¿Qué te gustaría dejar de legado?
El que merece la pena vivir en la verdad para conseguir la libertad y el honor.

-Sï fuera tu última cena… ¿cuál sería tu menú?
Agua de coco.

-Tu primer encuentro con Dios ¿que le dirías?
Lo mismo que le digo cuando me lo encuentro a cada instante a través de toda Su Creación: gracias por dejarme ser, sentir y conocer para intentar ser digno hijo Tuyo.

-¿Qué te gustaría que dijera tu epitafio?
Viva el Amor.

-Hoy te declaras OVEJA NEGRA por:
Me declaro OVEJA BLANCA (el rebaño es lo oscuro…) ¡hoy y siempre! Vivir en libertad al margen del rebaño es lo más difícil, pero también lo más interesante y apasionante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here